Hace ya más de 20 años del primer coche híbrido que se comercializó a gran escala, el Prius de Toyota, hoy en día disponemos en el mercado de ocasión de muchos marcas de vehículos híbridos, incluido claro está las nuevas versiones del Prius, por lo que cada vez resulta como una opción más a la hora de elegir vehículo de ocasión además de los gasolina y diésel aún más presentes en el mercado de segunda mano.

Además, dada la situación actual en materia de legislación sobre contaminación y medioambiente, la compra de un híbrido es una buena idea, pues te da acceso al distintivo medioambiental ECO de la DGT, con todo lo que esto significa: aparcamiento gratuito en ciertas zonas, no estar sujeto a determinadas restricciones, reducción de  impuesto de matriculación, itv, etc… dependiendo estas ventajas de la zona de España en la que te muevas.

«la compra de un híbrido te da acceso al distintivo medioambiental ECO de la DGT: aparcamiento gratuito en ciertas zonas, no estar sujeto a determinadas restricciones, reducción de  impuesto de matriculación, itv, etc…»

¿Qué debo revisar al comprar un híbrido?

Un vehículo híbrido no deja ser en parte un vehículo equipado con un motor convencional, por lo que debes tener en cuenta los mismos aspectos que tendrías al comprar cualquier otro coche disesel o gasolina. Algunos de estos aspectos son el estado de la carrocería, historial de mantenimiento, suspensiones, motor, desgastes anómalos en el interior… y comprobar que toda la documentación esté en regla, así como que no tenga ninguna carga pendiente.

En lo que sí se diferencian, es en el sistema híbrido, el cual engloba el motor eléctrico, el inversor y las baterías. A priori, tanto el motor como el inversor no son elementos de preocupación. Los motores eléctricos industriales de este tipo presentan una alfa fiabilidad, y al ser la mayoría de ellos brushless (sin escobillas), no presentan mantenimiento. Sobre el inversor, no deja de ser un transformador que convierta la corriente continua de la batería en alterna para el motor, y viceversa, que por su propio diseño y construcción tampoco debería fallar o desgastarse. La batería es otro asunto más delicado. Lo tratamos en el siguiente punto.

Además de revisar lo mismo que en cualquier otro coche, debes realizar una prueba de conducción en ciudad a ser posible en su modo eléctrico y transiciones de modos de funcionamiento y comprueba el estado del cableado, frenos e historial de mantenimiento.

hibrido 1

hibrido 6

hibrido 5

hibrido 4

hibrido 3

hibrido 2

¿Estado de la batería?

Este es el tema más importante y que probablemente preocupa más a un posible comprador de un vehículo híbrido, y no es otro que el estado de la batería. En teoría, según los diferentes fabricantes, las baterías deberían tener una vida útil igual, o incluso superior, a la del coche en sí. Sin embargo, por lo general transcurridos diez años una batería de este tipo suele conservar el 80 % de su capacidad, esto se traduce en menor capacidad de carga y menos autonomía pero nunca perdida de potencia.

El precio de la sustitución de una batería en un servicio oficial por una nueva ronda los 1.500 – 1.800 €, aunque cada vez están surgiendo más especialistas paralelos, incluso con técnicas de regeneración de la misma mediante un proceso electromagnético, lo que implica un menor gasto considerable en una factura de 700 €.

Según diversos estudios, las baterías pierden una capacidad del 2,3 % al año. Estudio realizado eso sí sobre vehículos puramente eléctricos, las conclusiones son medianamente extrapolables a las baterías de coches híbridos, con la salvedad de que en estos últimos el deterioro de la batería sería incluso menor, puesto que la potencia de carga es más baja (la carga no la obtienen de un cargador rápido).

El principal factor que afecta al deterioro de una batería es la refrigeración. Así, los vehículos que circulan por climas cálidos tendrán un deterioro mayor de la batería, al igual que los que poseen un sistema de refrigeración por aire en lugar de refrigeración líquida.

Por último, cabe destacar que el deterioro de las baterías no es lineal, sino que presenta una velocidad mayor en el primer año, estabilizándose hasta el séptimo, donde comienza a ser más acusada. Además, lo ideal de cara a su conservación es mantener el valor de carga siempre comprendido entre el 20 y 80 %, cosa que hace la gestión electrónica del coche, y que es más fácil en el híbrido, pues en un eléctrico se tiende a usar casi toda la capacidad para declarar una mayor autonomía, mientras que en lo híbridos no corremos el  riesgo de quedarnos tirados por culpa de la batería ya que también tenemos un motor de combustión.

FIAT 500 LAUNCH EDITION 1.0 7CV HYBRID – Año 2020

Categorías: Comprar coche

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Call Now Button